top of page

Cómo usar el mouse sin lesiones

Los movimientos repetitivos (como el uso del mouse, y otros muchos del ámbito laboral) implican un alto riesgo de lesión

En el trabajo informático, se calcula que el mouse se utiliza tres veces más que el teclado. Y esa pequeña pieza va haciendo un trabajo silencioso y constante para provocar molestias, dolor y trastornos musculoesqueléticos, alterando, a veces grave y dolorosamente, la estructura y equilibrio de nuestra mano, antebrazo, hombro y cervicales.


escoliosis idiopática adolescente chicas

PROBLEMAS DEL USO INCORRECTO DEL MOUSE


Debemos ser conscientes de que estamos en una postura mantenida durante mucho tiempo, con una movilidad muy escasa, casi siempre corta y repetitiva de los mismos pequeños músculos. A esto añadimos que, muchas veces, el brazo está en tensión aunque no seamos conscientes de ello.


Es muy importante insistir en que los movimientos repetitivos (como el uso del mouse, y otros muchos del ámbito laboral) implican un alto riesgo de lesión, ya que van involucrando las mismas articulaciones y músculos de forma reiterada y durante muchas horas.


Es uno de los puntos importantes a tener en cuenta en los protocolos de prevención en Riesgos Laborales


Si no se hace de la forma correcta, trabajar con el ordenador, a efectos del mouse, puede generar dolor y lesiones en la parte superior de la mano, alrededor de la muñeca y en el antebrazo y el codo, además de entumecimiento ocasional en algún dedo, y acabar provocando que aparezcan nódulos o quistes en las articulaciones y tendones. Entre la lesiones que puede provocar, una de las más habituales es en el túnel carpiano, que a veces requiere cirugía para solucionarlo.


¿Cómo te sientas? Una silla ergonómica te permitiría reposar el antebrazo sobre el reposabrazos, y evitarías tener en tensión la región cervical y el hombro. El brazo no debe tener como único punto de apoyo la muñeca desde el hombro.

Con el tiempo, también puede provocar serios problemas en los tendones de la zona del codo (tendinitis), con mucho dolor y una cierta incapacidad de movimiento y autonomía de todo el brazo.


escoliosis idiopática adolescente niñas

POSICIÓN DEL MOUSE


Aparte de su manipulación en sí, otro factor que ayuda muy poco a la salud es la zona en la que está el mouse.


Por lo general, se ubica más arriba del teclado, en la esquina derecha o izquierda. Utilizarlo ahí obliga a una extensión mantenida del brazo en posición no natural (parcialmente estirado hacia delante y abierto a un lado), que puede acabar provocando además dolor de cuello y hombro.


CONSEJOS PARA USAR EL MOUSE SIN LESIONES

  • Opta por uno que no sea plano, sino ergonómico, ya que requiere menos presión y mantiene la mano en una postura más natural, con un menor índice de tensión y menos fatiga musculoesquelética.

  • Elige el tamaño adecuado a tu mano, que rellene de manera cómoda la palma (sin hueco entre la mano y el mouse) adaptándose a su curvatura natural, que mantenga una posición neutral de mano y muñeca, y permita un buen descanso de los dedos sobre los botones.

  • Es mejor uno con botones que respondan a una presión suave, sin necesidad de hacer fuerza para activarlos.

  • Mientras se utiliza, mantener la mano en reposo sobre el mouse, sin apretarlo.

  • Intenta mantener la muñeca recta.

  • ¿Eres ambidestr@? Aprovecha para ir cambiando de mano.

  • En la medida de lo posible, sustituir el uso del mouse por teclas de función.

  • Considera si en tu caso el reposamuñecas es eficiente o en cambio ejerce más presión sobre el túnel carpiano.

  • Colócalo sobre el escritorio en línea con el brazo y el hombro, teniendo el brazo flexionado en ángulo recto y quedando el codo a la altura de la mesa (otra posible opción, colocarlo delante entre el cuerpo y el teclado, también reduce la fatiga muscular).

  • Utiliza si hace falta un reposabrazos que permita mantener relajados los músculos desde la mano hasta el hombro.

  • Cada media hora aproximadamente, dedica un par de minutos a hacer estiramientos con las manos, movilizando dedos y muñeca para relajar las articulaciones y prevenir lesiones.


Si trabajas con ordenador y tienes alguna de estas molestias, solicita al médico de tu compañía un tratamiento de rehabilitación con nosotros.

En Fisioterapia Talavera te ayudamos a recuperar la funcionalidad, y te daremos pautas y ejercicios personalizados de la mano y el brazo para que tu trabajo sea más seguro.


Llámanos al 925 81 07 22. Cuidamos de ti para que puedas recuperar tu día a día




42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page