top of page

Síndrome del túnel carpiano


El nervio mediano nace del plexo cervical, pasa por el cuello, la axila y el brazo, y avanza por el antebrazo entre los músculos flexores de la mano hasta llega a ella, cruzando la muñeca en la zona palmar por una región de pequeños huesos y ligamentos, un pasaje que se llama túnel carpiano. Este nervio permite que la mano tenga sensaciones y da función motora a la palma del pulgar y a los dedos (excepto el meñique).


Cuando recibe presión por cualquier causa al atravesar el pasaje mencionado es cuando hablamos de síndrome del túnel carpiano y provocará entumecimiento, hormigueo, dolor y debilidad en mano y brazo.


¿POR QUÉ SUCEDE?


Hay distintas causas (y/o combinaciones de ellas) para que se produzca esta presión sobre el nervio:

  • una fractura en la zona,

  • retención de líquidos,

  • obesidad, enfermedades crónicas como la diabetes,

  • artritis,

  • estrés,

  • problemas cervicales y, por supuesto,

  • un uso de la zona no adecuado, por ejemplo:

    • una mala postura reiterada al trabajar con el mouse o

    • utilizar con frecuencia herramientas que vibren (como el taladro) o que obliguen a un movimiento repetitivo de la muñeca (como la brocha).

¿CÓMO SE ABORDA?


Para aliviar el hormigueo y el entumecimiento y restablecer la función de la muñeca y de la mano, la fisioterapia trabaja con distintas técnicas, neuromodulación (estimulación del nervio), neurodinamia (movimiento de nervioso durante su transcurso corporal), masoterapia, ultrasonidos, punción seca o electroterapia, además de ejercicios y estiramientos. Si se aborda a tiempo, puede solucionarse y evitar una posterior cirugía.


¿CÓMO AYUDAR A PREVENIRLO?


• Cuidar la posición de la mano (no doblar ni estirar en exceso de forma mantenida) y la postura general (para no comprimir la zona cervical), • Si se utiliza un teclado, que esté a la altura del codo y presionar con suavidad las teclas, apoyando el antebrazo si es posible, • Usar un mouse lo más anatómico posible, así como alfombrillas con almohadilla anatómica. • Relajar en lo posible la fuerza de agarre de los objetos, como las herramientas, y emplear medios o útiles (por ejemplo para abrir un bote de mermelada), y así evitar esfuerzos innecesarios, • Descansar cuanto se pueda estirando y flexionando manos y muñecas, • Evitar contacto directo de frío en la zona y prolongadamente (usar guantes si es necesario),Ç • Acudir a tu profesional sanitario para diagnosticarlo a tiempo.


En FISIOTERAPIA TALAVERA te ayudamos a recuperar la movilidad y te enseñaremos a evitar futuras complicaciones con esta zona.


En Fisioterapia Talavera cuidamos de ti para que puedas recuperar tu día a día.



42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page